Crioterapia

Hablamos de Crioterapia cuando aplicamos un gas frío con unas torundas especiales sobre diferentes lesiones benignas de la piel como son:

  • verrugas vulgares
  • verrugas plantares
  • verrugas seborreicas
  • léntigos (manchas superficiales de tono marrón)
  • queratosis actínica, etc.

Es un tratamiento no doloroso, sin anestesia, puede aparecer una sensación de hormigueo. Durante unos días la zona estará más enrojecida y más marcada, formándose una leve costra que caerá por si sola al cabo de 8 a 10 días.

Hay que mantener la zona limpia, procurando no rascar, ni pellizcar la zona tratada hasta que cure la lesión.

Dra. Montserrat Coll, medicina estética y cirugía
945 122 453
Vitoria-Gasteiz